TURRONERÍA IVÁÑEZ

Historia viva de cinco generaciones

1ª Generación

1855 –Miguel, mi bisabuelo- Jijonenco de pro y emprendedor, elabora ricos productos de su pueblo Xixona. Sabe que su turrón es el mejor, así que decide buscar mercado.

En uno de sus múltiples viajes, llega a Bilbao, y conoce a un bilbaíno con quien establece una entrañable amistad. Éste le pide que traiga sus dulces para probarlos. Miguel así lo hace y su amigo queda maravillado. Él confía en que los bilbaínos, de fino paladar, sabrán valorar su turrón en Bilbao, así que le ofrece su portal (CORREO, 12) para que pueda venderlos. Un portal donde más tarde se instalaría la turronería Iváñez.

Así, Miguel llega a la Villa con su carro cargado de dulces manjares, en 1855, instaurando una tradición que perdura hasta nuestros días, 158 años después.

2ª Generación

Tras Miguel siguió Eladio, mi abuelo, que puso nombre al turrón “Eladio Iváñez Coloma”, el primer turrón Iváñez, y que, poseedor de fértiles terrenos con almendras, romero y todas las delicias de la cuenca mediterránea, perfeccionó, mejoró e instauró las fórmulas magistrales del mejor maestro turronero.

Mi abuelo vendió siempre en el portal de Correo 12, ya conocido como “El turrón del Portalito”.

3ª Generación

Con Eladio estuvo su hija, Adelia, mi madre, quien me dejó, entre otras cosas, su nombre, continuando con la tradición y añadiendo su toque personal a los turrones Iváñez. Nombre el cual llevo con inmenso orgullo.

Adelia, gran maestra turronera, siempre atendió a la golosa clientela en Correo 12, mientras su padre, mi abuelo Eladio Iváñez Coloma, hacía de “canguro” con su nieta. Me llevaba y me recogía en el colegio, en las Escuelas de Múgica, frente a la ría, me paseaba, me hacía amar a esta hermosa ciudad y a esta hermosa historia familiar.

La venta se realizaba en el Portalito de Correo 12, pero en el piso 1º teníamos el almacén para guardar las mercaderías. Cada mañana se ponía el tenderete, el mostrador y se bajaban los turrones. Cada noche se recogían y vuelta a empezar.

Y así, todos los años, desde noviembre hasta después de Reyes.

4ª Generación

A raíz de las inundaciones de 1983 el portal quedó inhabilitado para la venta, y la tienda se trasladó al 1er piso-almacén.

La clientela respondió de maravilla, subían y bajaban las escaleras cargados con el turrón Iváñez (por cierto, la escalera es la misma), manteniendo viva la tradición de CORREO 12, el turrón del Portalito.

5ª Generación

En el piso, ya acompañada de Iván, mi hijo, la 5ª generación, atendí, conocí y entablé amistad con muchos clientes y descendientes de clientes, que no faltan nunca a la cita anual para comprar turrones Iváñez.

En el año 2005, para poder atender y servir mejor a nuestros clientes y amigos, volvimos a bajar al “Portal” , montando allí la turronería Iváñez, la Turronería Adelia Iváñez en Bilbao, y añadimos nuevos productos adecuados a cada estación: helados, licores, dulces,….y siempre, siempre, el turrón.

El piso lo sigo manteniendo, al igual que el tenderete original de mi abuelo, como preciados tesoros, símbolo y herencia de “El turrón del portalito” en Correo 12.

Y aquí seguimos cada día, gracias a la fidelidad de los bilbaínos que han seguido acudiendo, reconociendo y valorando nuestro origen y la calidad de los productos que ofrecemos… y todo ello en el mismo lugar en el que TODA LA VIDA ha sido ofrecido.

Historia viva
de cinco generaciones

1 Sorkuntza

1855 -Miguel, nire birraitona- Jijonenco alde eta ekintzailea, Xixona bere herriaren produktu aberatsak lantzen ditu. Bere turroia onena dela, beraz merkatua bilatzea erabakitzen du, daki.

Bere bidaia anizkunen batean, Bilbora iristen da, eta bilbotar bat ezagutzen du adiskidetasun maitea ezartzen duenarekin. Honek bere gozokiak ekar ditzala haiek probatzeko eskatzen dio. Miguel horrela egiten du eta bere laguna miretsita geratzen da. Hark fidatzen du bilbotarrak, ahosabai fineko, bere produktuak balioestea jakingo dute., beraz bere ataria Correo 12 eskaintzen dio saldu ahal ditzala.

Horrela, Miguel hiribildura iristen da bere, 1855an, jaki on gozoez kargatutako orgarekin gure egunetara arte, 158 urte geroago, luze dirauen tradizioa ezarriz.

2 Sorkuntza

Miguel-en ondoren, izena "Eladio Iváñez Coloma" turroira jarri zuen eta arbendolekiko lur emankorretako, erromeroko eta arro mediterraneoaren atsegin guztietako edukitzaileak, hobetu zuen Eladio-k, nire aitonak jarraitu zuen, hobetu zen eta turronero-a maisu onenaren formula magistralak ezarri zituen.

Nire aitona beti ondo saldu zen Correo 12 atarian, jada "Portalito-ko turroia" bezala ezagututa.

3 Sorkuntza

Eladio-rekin, Adelia bere alaba, nire ama, egon zen, tradizioarekin jarraituz eta bere ukitu pertsonala gehituz hark, beste gauza batzuen artean, bere izenaren, utzi ninduen. Zein izenda dezan daramat harrotasun neurrigabearekin.

Adelia, turronera andereño aparta, Correo 12 gozozale bezeriaz beti arduratu zen, bere aitak, Eladio Iváñez Coloma nire aitonak, "kanguruaren" egiten zuen bere bilobarekin bitartean. Baneraman eta, Múgica-ko Eskoletan ikastetxean, itsasadarraren aurreko, jasotzen nintzen paseatzen nintzen, egiten nien hiri eder honi eta familiaren istorio eder honi maite izatea.

Salmenta Correo 12 atari-arengan egiten zen, baina pisu 1.EAN biltegia genuen salgaiak gordetzeko. Goizero saltokia jartzen zen, salmahaia eta turroiak jaisten ziren. Gauero jasotzen ziren eta hastera itzulita.

Eta horrela, Erregeen ondoren arte azarotik, urte guztietan. bidalita.

4. Sorkuntza

1983ko uholdeen ondorioz ataria salmentarako gaitasungabetuta geratu zen, eta denda pisu biltegia 1er-era eraman zen.

Bezeria mirariaz arduratu zen, igotzen ziren eta eskailerak jaisten zituzten turroiaz (eskailera, gainera, bera da) kargatuta, Correo 12-tradizioa, Portalito-ko turroia, bizirik mantenduz.

5. Sorkuntza

Pisuan, 5. sorkuntzari jada Iván-eko, nire semeko, lagunduta, arreta ipini nuen, ezagutu nuen eta lagun bihurtu nintzen bezero askoren eta bezeroen ondorengo ahaideen, urteroko hitzorduari inoiz falta ez zaizkionen.

2005ean, arduratu ahal izatea eta gure bezeroak eta lagunak hobeto zerbitzatzea, "Atarira" berriro ere jaitsi ginen , eta produktu egoki berriak gehitzen dizkiogu urtaro bakoitzari: likoreak, izoztuta dulces,….y beti, beti, turroia.

Pisua jarraitzen dut, nire aitonaren original saltoki bezala, mantenduz bezala altxorrak, sinboloa eta 12 Postako "portalito-ko turroiaren" jaraunspena baliotuta.

Eta hemen jarraitzen dugu, joaten jarraitu duten bilbotarren fideltasunari esker egun bakoitzean, aitortuz eta gure jatorria eta eskaintzen dugun produktuen kalitatea balioetsiz... eta guztia hura BIZITZA GUZTIA eskaini deneko leku berean.